C/ ROSALÍA DE CASTRO 17, LC 50.018 ZARAGOZA - Tlf: 976 51 40 82

lunes, 9 de marzo de 2015

 Hay investigadores que lo confirman. Y su componente estrella es: la nicotina
Lana Del Rey desea encender ese cigarrillo
Según el estudio realizado por el departamento de Medicina del Hospital Universitario de Tronheim, Noruega, se expusieron ratas a largo plazo a la inhalación de la nicotina. Utilizando una cámara de gas, con el doble de concentración plasmática en fumadores empedernidos, expusieron a los animales durante 2 años. Y no encontraron ningún aumento de la mortalidad.
Las investigaciones están comenzando ahora a documentar algunos efectos "positivos" de la nicotina (que no del resto de componentes del tabaco). Sorprendente, ¿no?
Según Zach W.Hall, director del instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y Apoplejía de EE.UU, el gobierno de EE.UU ha invertido varios millones de dólares anuales en investigación relacionada con la nicotina. El trabajo se centra principalmente en analizar cómo actúa esta sustancia química en el cerebro y por qué hay más receptores en el sistema nervioso central que se ven afectados por ella. Hallañade: "Hemos apoyado un programa de investigación básica que ha resultado muy productivo. Pero actualmente no basamos nuestra investigación en utilizar la nicotina como tratamiento". Parte del renovado interés actual en probar la nicotina como posible terapia para varias enfermedades se debe a que la sustancia química está disponible desde hace poco en varios productos no vinculados al tabaco.
Según el análisis de Stephen Heishman (investigador del Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas. EE.UU), da la clara impresión de que podría llegar a ser muy mala idea tratar de "erradicar" el tabaco. Defiende que la nicotina tiene efectos positivos en las áreas de las habilidades motrices, atención, enfoque, velocidad, memoria... y "el efecto es significativo" -dicen los investigadores-.

Según los datos recopilados de diversas fuentes de investigadores, se afirma que la nicotina:
1. Es un alcaloide que también se encuentra (en menores cantidades) en los tomates, las patatas o la pimienta verde.
2. Es un estimulante del sistema circulatorio sanguíneo. Provoca un incremento de la actividad y el sentido de la alerta.
3. Hace perder peso: aumenta el ritmo cardíaco y la presión sanguínea, por lo que reduce el apetito.
4. Potencia los efectos de los medicamentos coronarios: ayuda a que el Clopidogrel sea más eficiente, pues activa unas proteínas llamadas citocromos, esenciales en el transporte de energía entre las células.
5. En la Esquizofrenia, los pacientes contienen menor cantidad de una proteína: la Decarboxilasa de Ácido Glutámico-67 (GAD67), y la nicotina aumenta su funcionamiento.
6. Reduce el riesgo de muerte tras un ataque al corazón. Obviamente los fumadores responden mejor a las terapias post-infarto porque son, de media, diez años más jóvenes que los infartados no fumadores. ¡Pero hay que ver el lado bueno!
7. Y la investigación más interesante: crea efectos positivos en varias enfermedades, como: Mal de Parkinson, Síndrome de Tourette, Obesidad y Enfermedad del Alzhemer. Es más, la nicotina disminuye la aparición de estas en un 50%.